EL OZONO EN COLEGIOS, GUARDERIAS...

LA UTILIDAD DEL USO DEL OZONO EN COLEGIOS Y GUARDERIAS

Empezaremos haciendo referencia al problema que con mucha frecuencia nos encontramos en este tipo de centros: la concentración de niños en superficies reducidas trae consigo un ambiente cargado, llamado comúnmente “olor a humanidad”, no muy agradable para los profesores. Otro problema es la posibilidad de contagios por vía aérea que por su carácter, están íntimamente ligadas a la edad infantil.

El aire interior de estos centros, es bastante propenso a ser trasmisor de microorganismos. Estos gérmenes son expulsados a veces en pequeñas gotas por la nariz y boca de los niños, tanto al estornudar como incluso al hablar. Estas gotitas expulsadas del aparato respiratorio varían de tamaño, de manera que las más pequeñas suelen permanecer en el aire mucho tiempo, pero las grandes como el polvo, se sedimentan rápidamente sobre las superficies. Este polvo es transportado por el aire durante los periodos de actividad en las aulas (por ejemplo por el trasiego constante de los niños). De tal forma que los gérmenes pueden pasar de un niño a otro con cierta facilidad. Si sumamos a esto el hecho de que en estos centros los niños están muy agrupados, manteniendo un contacto muy directo entre ellos, la posibilidad de contagio se eleva.

Sabemos por experiencia que durante una determinada época del año (otoño-invierno), tanto niños como adultos contraen enfermedades altamente contagiosas como el CATARRO COMUN, la GRIPE, que si bien en adultos no tienen tanta trascendencia en general, en el caso de los niños, la infección puede ser mucho más peligrosa. Otras enfermedades muy contagiosas y que atacan fundamentalmente a la población infantil, son la VARICELA, el SARAMPION, las PAPERAS, la POLIOMIELITIS, etc.…, todas ellas de origen vírico, se transmiten de unos niños a otros fácilmente.

No obstante, no sólo por el aire pueden tomar los gérmenes. Sabemos que como incansables “descubridores del mundo”, disfrutan tocando el suelo, las paredes, juguetes, etc.…, que se pongan a su alcance, siendo fuentes vivas de gérmenes.

Ozonizando, las ventajas que obtendrán son claras con respecto a estos problemas. Por una parte el Ozono conseguirá reducir el olor existente en las aulas y en los aseos, donde los derivados nitrogenados del orín, producen emanaciones desagradables, además de realizar una desinfección muy aceptable.

REFERENCIAS DE CIENTÍFICOS RECONOCIDOS

PASTEUR: “Con el aire respiramos la mayor parte de nuestras enfermedades, en contacto con OZONO los microbios quedan quemados y las toxinas destruidas.

” RENAUD LAPORT: “Eliminando las impurezas del aire al esterilizarlo con OZONO se eliminan en el 98% las probabilidades de contraer enfermedades infecciosas.”

Subir
Diseño Web nlocal